ÚLTIMAS NOTICIAS

Subastan unos calzoncillos de Hitler con un palomino dejando constancia que era un cagado, y salen a la luz hechos inéditos de sus últimos momentos con Eva Braun.

hitler cagadoUna casa de subastas de Munich va a sacar al mercado objetos de una colección privada que pertenecieron al Dictador. Una de las piezas es un calzoncillo que se supone llevó el día de su muerte.

Hitler se cagó en los pantalones cuando le avisaron que americanos y rusos habían entrado en Berlín. Dejó una señora rayita de canela en la prenda demostrando que no era tan super hombre como aparentaba.

Gracias a las investigaciones de los expertos se ha podido descifrar el significado del rastro y lo que sucedió ese día 30 de Abril de 1945. Hitler le pidió a Eva que los limpiara antes de la llegada de los aliados, pero ella no tenía ganas de frotar gayumbos a esas horas y lo mando a freír espárragos. Adolfo se enfadó mucho porque hasta la fecha nadie le había llevado la contraria. Eva estaba muy liada con la mierda del cianuro y no tenía ni tiempo, ni ganas, y en un momento de acaloramiento le echó la cantada:

“¡Qué te los limpie tu puta madre! ¡Que con la que has liado con la mierda de la raza aria… ya te vale Adolfo, ya te vale…! ¡Encima, para que no nos pillen vivos, me tengo suicidar sin haber hecho nada! ¡Y quieres que haga de chacha! ¡Hasta ahí podíamos llegar! ¡Qué te follen maricón de mierda! ¡Enano! ¡Poco huevos! ¡Sólo tienes uno! ¡No eres rubio! ¡Ni eres alto! ¡Ni guapo! ¡Ni tienes los ojos azules! ¡Nadie se atrevía a decírtelo a la cara! ¡Pues ya te lo digo yo! ¡Mírate al espejo! ¡Tontolava! ¡No eres ario! ¡Sólo he estado contigo por tu dinero y tus tanques! ¡Vete a la mierda! ¡Pintor frustrado! ¡Haberte drogado como todo el mundo en lugar de montar la segunda guerra mundial! Que vaya recuerdo vas a dejar a tus hijos… si algún día tienes, porque conmigo no cuentes. He quedado con un almirante inglés guapísimo, si salgo viva de esta… claro… que no creo…”

Hitler la dejo gritar y como ya no tenía a nadie para mandar matarla y obligarla, y él no tenía cojones, nunca mató a nadie en toda la guerra, lo suyo era mandar a otros que hicieran el trabajo sucio, el palomino se quedó grabado en el calzón para dar testimonio a la historia de sus últimos momentos. Lo que desmonta la creencia de que se habían casado antes de morir… de amor… como los amantes de Teruel, tonto ella y tonto él… “juuuuntos, amor para dos… tomando cianuuuuro a medias… juntos, amor para dos… si tu eres así, que suerte que ahora estés junto a mí… tantarata tarantan tarará…”

Anuncios

Acerca de pacomic (295 Artículos)
Anda que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: